Alhama más sostenible

Artículo de Antonio García, concejal de Eficiencia Energética en Infolínea

La emergencia climática que sufre nuestro planeta hace urgente la necesidad de reducir el consumo energético. Administraciones públicas, empresas y particulares debemos implementar ya medidas que vayan en esta línea. Cualquier gesto, por pequeño que parezca, cuenta. Cerrar el grifo mientras nos lavamos las manos, utilizar programas eco en lavadoras y lavavajillas o desconectar los aparatos electrónicos cuando no se utilizan, son ejemplos que nos permiten hacer un uso responsable de la energía en el hogar.

En el Ayuntamiento de Alhama venimos trabajando desde 2015 con el objetivo de reducir el consumo del agua potable y la energía eléctrica. Cuando llegamos al Gobierno había más de un millón de metros cúbicos que no pasaban por los contadores, con un rendimiento de poco más del 60% de la red. Nos propusimos acabar con los problemas de pérdidas de agua, por eso venimos renovando las viejas tuberías en barrios y pedanías, instalando además reductores de presión para evitar nuevas roturas. En estas dos últimas legislaturas hemos invertido en estos trabajos cerca de 10 millones de euros, lo que ha permitido que el rendimiento suba por encima del 87%.

Respecto a la electricidad, nuestra primera medida fue realizar una auditoría energética para conocer dónde había que actuar y poder reducir los consumos. La medida más importante ha sido la sustitución de cerca de 3.000 luminarias antiguas por otras de tecnología LED, lo que ha permitido ahorrar más de 1.600 MW al año, que equivale a reducir las emisiones de 1.000 TnCO2 al año. Además de una reducción significativa en la contaminación lumínica, que se puede apreciar desde puntos elevados como La Muela.

El Ayuntamiento está invirtiendo 500.000 euros en la instalación de paneles foto-voltaicos para el autoconsumo y placas solares térmicas para la producción de agua caliente en las cubiertas de los edificios públicos, entre ellos los colegios y la piscina climatizada. Este tipo de instalaciones permite reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, cumpliendo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, además de un ahorro en el consumo de la luz y el gas.

A finales de octubre aprobamos nuevas modificaciones fiscales para la promoción del autoconsumo y la autogeneración de energía, de forma que los vecinos/as que cuenten con una instalación de paneles fotovoltaicos en sus viviendas y/o negocios o instalen puntos de recarga para vehículos eléctricos podrán obtener una bonificación del 50% en el recibo de la Contribución durante tres años. A esto se suma el descuesto del 90% en el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) que ya venimos aplicando por la instalación de estos sistemas.

El Ayuntamiento de Alhama va a propiciar la creación de comunidades energéticas, lo que va a suponer un ahorro económico para muchas familias y negocios, evitando la dependencia de las compañías eléctricas.

Nuestros hábitos de consumo nos han arrastrado al estado de emergencia climática en el que nos encontramos, pero también está en nuestras manos que el planeta siga siendo un lugar habitable para las generaciones venideras.

También te puede interesar