Una necesidad urgente

Artículo de Nani Navarro, concejala de Mayores                                

Las plazas residenciales existentes para la atención de nuestros mayores y dependientes son insuficientes y prueba de ello son las largas listas de espera. Esto también ocurre en los centros de día.

Estos espacios ofrecen durante toda la jornada una atención integral e individualizada a personas mayores de 65 años autónomas o afectadas por diferentes grados de dependencia física o psicosocial. El objetivo que persiguen es mejorar o mantener el grado de autonomía de las personas mayores ayudándolas a disfrutar de su tiempo libre, a la misma vez que dan apoyo a las familias o cuidadoras que les atienden. Cada vez son más las personas que necesitan de estos servicios, así como las familias que requieren del apoyo de las instituciones para poder conciliar la vida laboral y en el hogar.

Hasta hace unos años eran las propias familias las que atendían de manera íntegra a sus mayores, siendo la mujer la principal encargada de las labores de cuidados. Fue durante los años ochenta, y a través de programas experimentales, cuando empezaron a darse a conocer los centros de día. Después, normas como la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia (Ley 39/2006), impulsada por el Gobierno socialista de Zapatero, pusieron de relieve los derechos y las necesidades de una parte importante de la población que ha crecido exponencialmente en los últimos tiempos.

Desde el equipo de Gobierno de Alhama llevamos mucho tiempo exigiendo la ampliación de las plazas en nuestro Centro de Día de Personas Mayores y en la Residencia Virgen del Rosario. En numerosas ocasiones nos hemos reunido con la dirección general de Mayores de la Comunidad Autónoma y el IMAS (Instituto Murciano de Acción Social) para exigir estas necesidades urgentes y dar respuesta a las demandas de los alhameños y alhameñas. Actualmente, en el citado centro de día se mantienen las mismas 25 plazas desde el año 2006 y la lista de espera asciende al mismo número de plazas ofertadas. Es intolerable que la Región de Murcia sea una de las comunidades que más haya recortado en política social durante el pasado año. Este déficit conlleva, no solo en Alhama sino en toda la Región, más dificultades a la hora de acceder a una plaza y tenemos, según los últimos datos de 2021, unas listas de espera superiores a las 5.000 personas, pese a recibir financiación adicional del Gobierno de España.

El Ejecutivo de López Miras es el responsable de las residencias de la Región de Murcia y debe procurar que sean centros asistenciales de calidad, en los que nuestros mayores reciban unos cuidados dignos, como se merecen. De la misma forma debe tomar medidas para que los centros de día no terminen por convertirse en residencias, ya que no están preparados ni creados con ese fin.

También te puede interesar